Música clásica para pasar la Navidad



 

Una vez más llega esa época del año donde nos invade un raro cóctel mezcla de nostalgia y adrenalina. El arbolito, el pesebre, las compras a último momento, el debate familiar, la garrapiñada, las juntadas forzadas con compañeros de trabajo, el vitel toné, Macauley Culkin corriendo en una casa vacía, el sonido de un trineo que nos obliga a vivir un invierno de 40 grados de calor, y otras tantas maravillosas emociones estresantes.

Sí, se viene el nacimiento del niño Jesús; es decir, se viene Navidad y necesitamos música para sobrevivirla. Por eso, te proponemos olvidar toda esta locura, apagar Crónica un rato, y disfrutar de una breve selección de piezas musicales para celebrar Nochebuena y Navidad.

 

Por Iván Gordin

 

Si bien en los últimos años hemos sido bombardeados mediáticamente con “música navideña”, esta poco tiene que ver con dicha celebración, y menos aún, con la cultura de nuestros pagos. Estamos acostumbrados a escuchar -y ver- la configuración de la Navidad desde los ojos norteamericanos. Papá Noel, renos, nieve, consumismo, Bing Crosby, Dean Martin, Mariah Carey. Esta es la “Navidad Pop” del siglo XX. No obstante, debemos recordar que la Navidad es una celebración litúrgica y que, a su vez, la música occidental que podríamos llamar “clásica” o “académica” se creó a los fines de ser parte ceremonial del dogma cristiano. Por ejemplo, muchos de los grandes compositores, como Bach o Vivaldi, trabajaban por y para las ceremonias de sus iglesias. Pasiones, cantatas, oratorios, y madrigales estaban a la orden del día por aquellos años. El listado que sigue a continuación tendrá mucho de eso, pero también algunas obras imprescindibles para escuchar el 24 a la noche. ¡Allá vamos!

 

Oratorio de Navidad BWV 248 (1734), de Johann Sebastian Bach

 

 

Se dice que toda la familia Bach colaboraba para que las partituras estén listas cada domingo de misa. Asi que imagínense la dedicación que el compositor le habrá puesto al momento más importante de la cristiandad. Compuesto en 1734, este oratorio recoge seis cantatas relacionadas con la natividad del mesías, quien lleva el peso de la narración, exactamente igual que en la Pasión según San Mateo (una de las obras cumbres del oriundo de Eisenach, Alemania).

 


 

El Mesías (1741), de Georg Friedrich Händel

 

 

Seguimos en el barroco alemán y nos metemos de lleno en uno de los oratorios más geniales que se hayan creado jamás. Händel era un experto en esta forma musical y ha brindado numerosos ejemplos de ello. El Mesías no es exclusivamente navideño ya que cuenta toda la historia de Jesucristo, pero es una de esas obras que están estrictamente ligadas a las fiestas de fin de año. Sobre todo, por su archiconocido Hallelujah.

 



El cascanueces (1892), Piotr Ilich Tchaikovsky

 

 

Probablemente la música navideña más famosa de todas, y quizás, la más allegada a la mitología europea que nos acompaña hasta hoy. La Navidad como una celebración de los nuevos comienzos, de lo infantil. El ballet que complementa esta suite orquestal nos introduce a un mundo mágico de hadas y seres fantásticos. Estamos ya en las postrimerías del siglo XIX, y lo litúrgico no tiene la misma fuerza, lo secular y los cuentos folklóricos se convierten ahora en la cultura popular. El cascanueces es una cita obligada de las fiestas y podrán disfrutarlo estos días en el Teatro Colón.

 


 

La noche de Navidad (1895), de Nikolái Rimski-Kórsakov

 

 

Faltaban solo dos décadas para que Rusia fuera una nación atea, pero los compositores románticos todavía no lo sabían. Mientras tanto, los zares seguían llenando las óperas y las suites orquestales eran uno de los productos de exportación por excelencia de la futura Unión Soviética. Rimsky Korsakov tenía todos los elementos de la extravagancia romántica y una capacidad para la orquestación única. Una obra para revisitar con goce y divertimento en Navidad (y en todo el año).

 


 

Ceremonia de villancicos (1942), Op. 28, de Benjamin Britten

 

 

Para terminar, nos metemos en el siglo XX y en el imaginario anglosajón de la Navidad. En las islas británicas, los villancicos son la música por excelencia de estas fechas. Pequeñas historias litúrgicas y seculares, cantadas de casa en casa. De Dickens a Britten, un contraste entre el caos industrial de las urbes y la esperanza de la natividad. Un género infaltable de los 25 de diciembre.

 

Eso fue todo, ¡desde MusicaClasicaBA les deseamos una muy feliz Navidad!

 

 




Ver todo con la misma etiqueta

Ver todo el blog


Erich Wolfgang Korngold ¿Expectativas no realizadas de un prodigio?
nota

Erich Wolfgang Korngold ¿Expectativas no realizadas de un prodigio?

Cuando se menciona la palabra precocidad en el campo de la música usualmente el primer nombre que brota a nuestra consciencia es el de Mozart. Indudablemente el oriundo de Salzburgo fue un caso anómalo en la historia de la música occidental pero su extrema condición cognitiva encuentra compañía en el siglo XX en otro austríaco también llamado Wolfgang.

Pau Casals y sus frases
nota

Pau Casals y sus frases

En un nuevo aniversario del nacimiento de Pau Casals recordamos al gran violoncellista con algunas de sus geniales frases.

Las 12 entrevistas más leídas de 2020
nota

Las 12 entrevistas más leídas de 2020

Estas son las doce entrevistas más leídas durante el año 2020 en Música Clásica 3.0, publicación mensual digital de MusicaClasicaBA. Mientras esperamos por un mejor 2021, te invitamos a recordarlas.

NUESTRO PROYECTO

La principal función de MusicaClasicaBA es fomentar la interacción entre músicos, agentes del sector público y privado y el público en general, permitiendo afianzar los lazos culturales y artísticos de nuestra región.

Galería