¿Qué es el phasing? La paradójica propuesta musical de Steve Reich



 

¿Repetir para cambiar? Te explicamos una de los procedimientos compositivos más peculiares e innovadores del siglo XX.

La repetición no tiene buena prensa en el arte. Es que, en un ambiente donde la valoración se rige estrictamente por la “originalidad” de una obra, la reiteración de un mismo elemento es poco menos que un pecado imperdonable. Los músicos clasicistas quizás no coincidan con esta apreciación, probablemente piensen la repetición como base fundamental para el desarrollo de cualquier pieza musical. Nos dicen “la repetición legítima”; sin ella, no hay estribillo, ni tema, ni motivo.

Pero también hay otros, esos que están más cercanos a nuestros tiempos, esos que nos explican que no solo legítima, sino que en la repetición se esconde la semilla misma del movimiento, de la variación. Es decir, para cambiar no hay que cambiar nada. El principal propulsor de esta paradoja musical es el compositor norteamericano Steve Reich y su método es el phasing.

 

 

Phasing es un término inglés que no tiene una traducción literal en español; lo más cercano sería “ajuste de fases”. Consiste, básicamente, de un procedimiento donde dos intérpretes repiten una misma melodía hasta que uno de ellos acelera el tempo, creando de esta manera, un nuevo patrón rítmico y, ulteriormente, una variación importante de lo que fue esa primera melodía.

El phasing es uno de los procesos vinculados al “minimalismo”, movimiento artístico que tiene a Steve Reich como su máximo exponente. Lo llamativo es que las primeras composiciones originales con phasing no fueron pensadas inicialmente para intérpretes humanos, sino que Reich implementó este procedimiento con cintas de cassette superpuestas a diferentes velocidades. Esta aplicación artificial, por decirlo de alguna manera, es llamada “phasing puro” y no fue hasta la obra “Piano Phase” de 1967 que la propuesta pasó a ser una obra pensada para una performance humana.

La música minimalista no entiende al procedimiento como un medio para el estado final de una obra, sino que es el procedimiento. El phasing expone al oyente a una condición que a veces olvidamos de la música: es un arte temporal. No es el producto, sino la lenta e hipnótica cocina de los ingredientes.

Por eso, si están hartos de escuchar siempre lo mismo, escuchen a Steve Reich.

Por Iván Gordin.

 

 

 




Ver todo con la misma etiqueta

Ver todo el blog


La música tarda 13 minutos para sacarte la tristeza
nota

La música tarda 13 minutos para sacarte la tristeza

Nueva y fascinante investigación demuestra que la música cura y sugiere que en el futuro, la música podría prescribirse para ayudarnos a concentrarnos, sentirnos más felices, relajarnos y superar la tristeza.

La novena de Beethoven y los autoritarismos
nota

La novena de Beethoven y los autoritarismos

"¿Pueden realmente los fascistas asumir como suya esta obra?", se preguntaba en 1938 el compositor austríaco Hans Eisler, autor también de numerosos escritos políticos. El cuarto movimiento, y más concretamente la parte coral de la Novena Sinfonía de Beethoven, ha encarnado musicalmente muy distintas utopías. El propio Eisler había declarado la obra de Beethoven en 1927 como "propiedad espiritual de la clase trabadora, no de la burguesía".

Al Flaco con cariño: arreglos orquestales en la obra de Luis Alberto Spinetta
nota

Al Flaco con cariño: arreglos orquestales en la obra de Luis Alberto Spinetta

En un nuevo aniversario de su nacimiento, recordamos la influencia de la música académica en el repertorio del gran compositor argentino.

NUESTRO PROYECTO

La principal función de MusicaClasicaBA es fomentar la interacción entre músicos, agentes del sector público y privado y el público en general, permitiendo afianzar los lazos culturales y artísticos de nuestra región.

Galería